Fotografiando niños

De la sesión de Diego, El muy feliz al lado de la letra “D”

Probablemente lo primero que piensen al decir “sesión de niños” sea: Esto será difícil o un tanto caótico, pero ¡NO!, pues fotografiando niños he aprendido a entenderlos, adaptarme y compartir su energía y acá te comparto un poco de mi experiencia.

Para todos mis clientes o modelos, algo muy importante es saber algunas cosas antes de realizar una sesión y con mucha mayor razón con los niños. Saber sus gustos, edad, conocer los programas de TV que les gustan, (Recuerdo haber visto 40 minutos de Peppa Pig el día de una de estas sesiones), las cosas que les llaman la atención o les molestan; es tan necesario pues al momento de hacer contacto con ellos, sabrás sus intereses y el lenguaje a utilizar.

Fotografiando niños

De la sesión de Izel, muy entretenida contando pajaritos.

Fotografiando niños ¿Qué hago para estas sesiones?

  1. ¡Es la hora de la sesión y tu modelo ya llego! Lo indicado es primero hacer contacto con sus padres pues es lo primero que ellos percibirán. Debes recordar que vos y tu equipo son unos extraños así que casi siempre espero unos minutos para saludarlo, dirigirme a ellos y hacer contacto a través de sus juguetes o comentando que tenemos los mismos gustos.
  2. Doy inicio a la sesión. Procuro que las primeras fotografías sean con uno de sus padres para darles mas seguridad; también puedo iniciar utilizando alguno de sus juguetes favoritos.
    Cuando gano un poco de confianza les hago saber que estamos en un juego, enfocándose por ejemplo en cuántos pececitos hay en un estanque, adivinando qué hay dentro de X lugar o utilizando burbujas que son muy dinámicas. Con esto logro entretenerlos y con ello ganando expresiones muy naturales. Es importante recordar que cuando se trabaja con niños no hay que forzarlos a posar porque se sentirán presionados.
  3. Una vez que logramos fotografiarlos distraídos en algo, lo mas seguro es que no tenemos ninguna foto viendo a la cámara … pero aún tenemos tiempo, así que ¡calma!. Yo procuro ubicarme un poco mas cerca de ellos, llamándolos y contándoles o diciéndoles algo gracioso o bien haciendo alguna pregunta para captar su atención, siempre con naturalidad.
  4. Y bueno, por último dejo la etapa más divertida y cute. ¡A disfrutar de los saltos y volteretas!, sin duda es lo que mas hacen con libertad. También voy alternando con su lado cariñosito ya sea abrazando a un peluche o dándole un besito a sus padres. Con esto último mueren de pena hahaha, pero trato de estar lo mas lista posible para no perdérmelo y captar el momento.
Fotografiando niños

De la sesión de Gema & Julián, El dándole un fuerte abrazo a su mami.

Y listo, terminamos la sesión.

Siguiendo estos pasos les aseguro que tendrán unos resultados muy lindos. Con el tiempo y mucha práctica todo será mas fácil; recordá que los niños se aburren muy rápido así que tendrás que estar en constante movimiento.

Algo que me funciona mucho, es tener presente el por qué me gustan tanto estas sesiones. Me motiva mucho saber que de ellos, tendré las expresiones mas espontáneas y naturales de su pequeño mundo, y eso me hace recordar al niño que llevamos dentro.

Fotografiando niños

 

Si te ayudaron mis recomendaciones o si querés agregar otro tip, dejámelo saber en un comentario. Para ver más de mi mundo fotográfico entrá a Cerrato Fotografías

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *